Salud Humana, Animal y Ambiental

Este Día Internacional de la Madre Tierra, 22 de Abril, en el marco de la pandemia de COVID19, nos convoca a reflexionar sobre la estrecha relación entre la salud humana, animal y ambiental.

La naturaleza revela su sufrimiento. Los incendios en Australia y Brasil, la invasión de langostas en Kenia, el registro global de temperaturas más cálidas, son sólo algunas de las devastaciones a las que hemos asistido a lo largo de este año.

En los últimos meses, el brote de coronavirus y su rápido avance alrededor del mundo que pone en riesgo el servicio sanitario mundial, demuestran la fuerte relación entre la salud de la humanidad y la de nuestro ecosistema.

El brote de coronavirus significa un gran riesgo para la salud pública, para la economía global y  para la diversidad biológica, pero ésta puede ser también parte de la solución.

Los vínculos entre salud humana y biodiversidad abarcan desde la nutrición hasta la investigación sanitaria y la medicina tradicional, afectando la generación y propagación de nuevas enfermedades infecciosas y la distribución de patógenos.

En este Super Año de la Biodiversidad, el Día Internacional de la Madre Tierra se centra en el papel de la diversidad biológica como indicador de la salud del planeta.

La diversidad de especies en ecosistemas sanos ayuda a protegernos de las enfermedades. Evitar la pérdida de biodiversidad no sólo ayuda a la naturaleza, sino también a la salud humana.

Agreste

Si has llegado hasta aquí, es porque este contenido te interesa. Continúa leyendo y apoya este sitio ¡con sólo 1€ al mes! (12€ al año).

Debes acceder para ver el resto del contenido. Por favor . ¿Aún no eres miembro? Únete a nosotros

Por favor acceder para comentar.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »