Legumbres, aliadas deliciosas para lograr seguridad alimentaria

En reconocimiento al valor que tienen las legumbres, en 2019
la Asamblea General de Naciones Unidas proclamó el 10 de febrero como el Día
Mundial de las Legumbres.

Las legumbres son semillas comestibles de plantas leguminosas que se cosechan para ser consumidas, entre ellas, las lentejas, los guisantes, los garbanzos y los guisantes secos.

Pero, en realidad, son mucho más que eso. Tienen un papel central en la producción sostenible de alimentos para mejorar la seguridad alimentaria y la nutrición, contribuyendo a sistemas alimentarios sostenibles y a un mundo con #HambreCero.

Después del éxito del Año Internacional de las Legumbres, en 2016, resaltando el potencial de estas semillas para contribuir a alcanzar los Objetivos del Desarrollo Sostenible y la Agenda 2030, la celebración anual fue propuesta por Burkina Faso.

En muchos países, las legumbres forman parte del patrimonio
cultural, siendo una producción agrícola que se remonta al 7.000 a. C.

Además de su gran importancia en la alimentación, son un cultivo beneficioso para el medio ambiente. Las legumbres tienen la capacidad de fijar el nitrógeno atmosférico en los suelos, aumentando la productividad de las tierras de cultivo.

Las legumbres son un cultivo muy beneficioso para la agricultura familiar, ayudando a mantener la seguridad alimentaria y la estabilidad económica.

Agreste

Debes acceder para ver el resto del contenido. Por favor . ¿Aún no eres miembro? Únete a nosotros

Por favor acceder para comentar.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »