Camino a aplicar el Acuerdo de París sobre el cambio climático

Los gobiernos han adoptado un conjunto de directrices de camino a aplicar el Acuerdo de París sobre el cambio climático, aunque aún quedanalgunos detalles que ultimar.

La 24° Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP24-UNFCCC), celebrada del 2 al 14 de Diciembre en Katowice, Polonia, resultó en un sistema para diseñado para hacer operativo el Acuerdo de París.

La aplicación del acuerdo firmado en 2015 se pone ahora en marcha con el Paquete de Katowice para el clima, enfocado en beneficiar a las personas, especialmente a las más vulnerables.

A partir de este paquete de directrices, que promueven la cooperación internacional y fomentan una mayor ambición climática, los países podrán tener  mayor confianza sobre el papel que están desempeñando frente al desafío del cambio climático.

Con estas directrices, los países pondrán en marcha los procesos nacionales para aplicar el Acuerdo de París a partir de 2020.

Katowice Climate Package

Aunque se lo reconoce como una base para guiar la aplicación del Acuerdo de París, se destaca como un marco de transparencia.

En el Paquete de Katowice se establece la manera en que los países informarán sobre sus acciones climáticas según las respectivas Contribuciones Determinadas a Nivel Nacional (NDC, por sus siglas en inglés), información que abarca medidas de mitigación y adaptación, así como el apoyo financiero a la cción climática en los países en desarrollo.

Las directrices se enfocan en:

  • El establecimiento de nuevos objetivos de financiación a partir de 2025;
  • Cómo llevar a cabo el balance mundial sobre la eficacia de la acción climática en el mundo en 2023; 
  • Y, cómo evaluar los avances en el desarrollo y la transferencia de tecnologías.

Según Patricia Espinosa, Secretaria Ejecutiva de ONU Cambio Climático (UNFCCC), se reflejan claramente “cómo se distribuyen las responsabilidades entre las naciones del mundo. Incorporan el hecho de que los países tienen capacidades y realidades económicas y sociales diferentes”.

Lo que queda por resolver

Las principales cuestiones que quedan aún por trabajar de cara al 2020 se refieren a los enfoques de cooperación, así como al mecanismo de desarrollo sostenible que figura en el artículo 6 del Acuerdo de París.

Esos enfoques se concentran en los “mecanismos de mercado”, tales como mercados de carbono, que brindan instrumentos flexibles para reducirlos costes de la reducción de emisiones.

Esta parte del Acuerdo de París es la que reconoce la necesidad de normas mundiales para salvaguardar la integridad medioambiental de los esfuerzos de todos los países, garantizando que se dé cuenta de cada tonelada de emisiones de gases liberada a la atmósfera.

Después de muchos intercambios, no se logró superar las diferencias entre los países, por lo que aún queda trabajo por hacer en este punto de cara a la COP25, que se realizará en Chile a fines de 2019.

Llamado a la acción y otros anuncios

El Diálogo de Talanoa cerró, después de un año de conversaciones iniciado en la COP23, con un Llamado a la Acción que insta a los países y demás actores a actuar frente al cambio climático de manera urgente.

La principal aportación al diálogo fue el informe sobre el calentamiento de 1,5°C del Panel Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés).

En cuanto al financiamiento, se anunciaron compromisos por parte de bancos multilaterales, organizaciones internacionales, empresas,inversores y sociedad civil, tanto para acciones enfocadas en la acción climática y los objetivos del Acuerdo de París, como en lo relativo al Fondo Verde para el Clima y el Fondo de Adaptación.

Fuente: UNFCCC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »