Piden declarar emergencia en Argentina por incendios forestales rurales

Aunque están trabajando más de 150 dotaciones de bomberos, ya se quemaron más de 230 mil hectáreas y la amenaza crece con las condiciones climáticas.

El fuego continúa ocasionando estragos en las provincias de Mendoza y La Pampa, en el centro y oeste del país. Bomberos de varias localidades intentan sofocar los incendios, aunque se dificulta la tarea por las altas temperaturas que alcanzan los 35 grados.

Aunque el Servicio Meteorológico Nacional anuncia algunas tormentas para las próximas jornadas, no se espera un descenso de la temperatura, lo que dificulta las tareas para controlar los focos.

Desde el gobierno nacional informaron que “brigadistas del Servicio Nacional de Manejo del Fuego (SNMF), pertenecientes a las bases de Buenos Aires, Córdoba y La Pampa, ayudan a brigadistas locales con apoyo de cinco aviones observadores e hidrantes y dos helicópteros”.

Sobre las cuestiones climáticas, explicaron que hubo “mejoras” en los últimos días pero que “el pronóstico de indica que no se prevén lluvias y que habrá aumento de la temperatura y de vientos fuertes”.

El secretario de Protección Civil y Abordaje Integral de Emergencias y Catástrofes del Ministerio de Seguridad, Emilio Renda, advirtió que “va a ser un verano muy complicado, caluroso, seco y de baja humedad” y recomendó a los ruralistas “cumplir con el mantenimiento de picadas cortafuegos y evitar las quemas de pastizales”.

En el mismo sentido, la cartera de Medio Ambiente emitió un comunicado en el que recomienda extremar las medidas de precaución para evitar el inicio y propagación de focos ígneos, especialmente en las regiones pampeana y patagónica, ya que de noviembre a marzo es la temporada de mayor riesgo en esas zonas.

 

Fuente: Infobae

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Google Translate »