Medio ambiente, una víctima silenciosa y olvidada de la guerra

Desde el año 2001, el Día Internacional para la Prevención
de la Explotación del Medio Ambiente en la Guerra y los Conflictos Armados
conmemora y pone de relieve a esta víctima silenciosa y olvidada.

Cada 6 de Noviembre es la fecha elegida para reconocer y poner de relevancia que, además de heridos, muertes y pérdidas materiales en las ciudades, las guerras y los conflictos armados amenazan y destruyen los medios de vida de las poblaciones y su capacidad para satisfacer las necesidades a mediano y largo plazo.

Al menos el 40% de los conflictos internos registrados en
los últimos 60 años han tenido relación con la explotación de los recursos
naturales.

La población mundial sigue aumentando y la demanda de recursos continúa creciendo, por lo que los conflictos relacionados a los recursos naturales podrían intensificarse, sobre todo en un contexto de cambio climático y si estos siguen siendo uno de los recursos utilizados como ventaja militar.

Entre las consecuencias potenciales del cambio climático, la disponibilidad de agua, la seguridad alimentaria, la prevalencia de las enfermedades, los límites costeros y la distribución de la población pueden agravar las tensiones y conflictos.

La resolución de conflictos y la gestión de espacios de participación es una intervención de importancia aún en territorios que no presentan antecedentes de violencia.

Agreste

Si has llegado hasta aquí, es porque este contenido te interesa. Continúa leyendo y apoya este sitio ¡con sólo 1€ al mes! (12€ al año).

Debes acceder para ver el resto del contenido. Por favor . ¿Aún no eres miembro? Únete a nosotros

Por favor acceder para comentar.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »