El carbono atmosférico alcanzó los niveles más altos en los últimos 800,000 años

El 2017 fue también el más caluroso registrado que no incluyera el patrón climático global conocido como El Niño.

La concentración media mundial de dióxido de carbono en la atmósfera alcanzó 405 partes por millón (ppm) en el año 2017, la más alta del registro de medición atmosférica moderna y en los registros de hielo que datan de 800.000 años.

Estas son las principales conclusiones de la 28ª edición de la evaluación anual del American Meteorological Society, conocida como “El Estado del Clima 2017«.

El robusto documento incluye datos compilados por 524 científicos que trabajan en 65 países.

En general, el año 2017 se ubicó como el segundo o tercer año más cálido, dependiendo de qué medida se usa, ya que los investigadores comenzaron a mantener registros sólidos a mediados del siglo XIX.

Algunos aspectos más destacados del informe son:

  • Las concentraciones atmosféricas de metano y óxido nitroso fueron las más altas registradas, ambos potentes gases de calentamiento.
  • El año pasado también marcó el final de un evento mundial de blanqueamiento de corales que duró 3 años. El blanqueamiento de los corales se produce cuando el agua de mar se calienta, lo que provoca que los corales liberen algas que viven en sus tejidos. Fue el evento de blanqueamiento documentado más largo.
  • La precipitación global estuvo por encima del promedio a largo plazo. Partes de Rusia, Venezuela, Nigeria e India también experimentaron lluvias e inundaciones más pesadas de lo normal.
  • Las temperaturas más cálidas contribuyeron a los incendios forestales en todo el mundo.
  • En Alaska, se registraron altas temperaturas de permafrost en cinco de los seis observatorios de permafrost. Una vez descongelado libera CO 2 y metano a la atmósfera, contribuyendo al calentamiento global.
  • El la extensión de hielo marino del Ártico alcanzó un mínimo en 38 años y fue un 8% inferior a la media notificada entre 1981 y 2010. Sin embargo, la cubierta de nieve en el Ártico fue mayor que la media de 1981 a 2010, y la capa de hielo de Groenlandia recuperó de una masa baja récord reportada en 2016.
  • Varios países incluidos Argentina, Uruguay, España, Bulgaria y México informaron registros de alta temperatura. México rompió su récord anual por cuarto año consecutivo. En Puerto Madryn, en Argentina, la temperatura alcanzó los 43°C, la más alta registrada hasta ahora cualquier punto del sur.

Incluso si la humanidad «detuviera los gases de efecto invernadero en sus concentraciones actuales, la atmósfera continuaría calentándose durante las próximas dos décadas hasta quizás un siglo«, dijo Greg Johnson, un oceanógrafo del Laboratorio Ambiental Marino Pacífico de la NOAA en Seattle, Washington, durante una conferencia de prensa sobre el informe.

 

Fuente: Science

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »