Día Mundial del Medio Ambiente, hacia un planeta sin Contaminación del Aire

El Día Mundial del Medio Ambiente, celebrado cada 5 de junio, se concentra este año en movilizar a la población mundial hacia un planeta sin contaminación del aire.

Con la rápida aceleración del desarrollo tecnológico las personas hemos adquirido el poder de transformar cuanto nos rodea.

Durante la larga evolución de la especie humana, el planeta ha ofrecido el material de sustento para el desarrollo intelectual, social, moral y espiritual.

Sin embargo, estamos muy cerca de llegar a sus límites. Los recursos comenzarán a resultar insuficientes si no se toman medidas para minimizar el impacto sobre el medio ambiente.

Cada 5 de junio, el Día Mundial del Medio Ambiente, nos brinda la oportunidad de ampliar las bases de una opinión pública bien informada y promover una conducta –tanto individual como de las empresas y colectividades- inspirada en la responsabilidad en cuanto a la conservación y el usos sostenible de los recursos.

La protección del medio ambiente es una cuestión fundamental para bienestar de los pueblos y el desarrollo económico del mundo entero.

Unidos por un planeta sin contaminación del aire

La conmemoración del Día Mundial del medio ambiente ha ido ganando relevancia desde que comenzó, en 1974, y es ahora una plataforma de divulgación pública con amplia repercusión en todo el mundo.

El tema para 2019 gira en torno a la «Contaminación del aire», como una llamada a la acción para ayudar a combatir un grave problema que afecta a millones de personas en todo el mundo.

China es el país anfitrión para las celebraciones oficiales de este año, invitando a considerar los cambios qué podemos hacer en nuestro día a día para reducir la contaminación del aire que generamos en nuestra vida cotidiana.

El objetivo es, ni más ni menos, que eliminar de forma progresiva nuestra contribución individual al calentamiento global.

China se ha convertido en un líder de la acción climática, con un creciente sector de energía limpia, con la mitad de los vehículos eléctricos del mundo y 99% de los autobuses eléctricos.

La contaminación atmosférica está en todas partes. 

Entender los diferentes tipos de contaminación, y cómo afectan a nuestra salud y al medio ambiente, nos ayudará a tomar medidas para mejorar el aire que respiramos.

Nueve de cada diez personas a nivel mundial están expuestas a niveles de contaminación que superan los niveles de seguridad indicados por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

ONU

No toda la contaminación del aire proviene de la actividad humana. Las erupciones volcánicas, las tormentas de polvo y otros procesos naturales también inciden en la calidad del aire.

Las tormentas de arena y polvo son particularmente preocupantes, siendo un fenómeno que aumenta su intensidad y periodicidad debido al cambio climático y la degradación de las tierras.

Las acciones para prevenir, detener y revertir el ritmo de la degradación de tierras son esenciales para alcanzar la Neutralidad en la Degradación de Tierras y contribuir a detener el deterioro del medio ambiente y la contaminación del aire.

La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, y particularmente las metas de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) 14 y 15, se centran en la conservación de los ecosistemas y el uso sostenible de los recursos, para garantizar una protección duradera del planeta y sus recursos naturales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »