Avanza la elaboración de directrices de implementación del Acuerdo de París

La negociación, que comenzó en 2016 y se espera aprobar en la COP24, avanzó en la reunión celebrada del 4 al 9 de Septiembre en Bangkok.

La 48° sesión del Órgano Subsidiario de Asesoramiento Científico y Tecnológico (SBSTA 48) y del Órgano Subsidiario de Implementación (SBI), así como la sexta parte de la primera sesión del Grupo de Trabajo Ad Hoc sobre el Acuerdo de París (APA 1-6), fue el escenario de múltiples discusiones, así como en la elaboración de las directrices para implementar el Acuerdo de París.

Los avances, aunque desiguales en diferentes puntos de la negociación, conducen elaborar los lineamientos para guiar a los países en la implementación del acuerdo y son clave para avanzar en medidas concretas de acción climática en todo el mundo.

Es urgente que los trabajos continúen en las próximas semanas”, aseguró Patricia Espinosa, Secretaria Ejecutiva de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático.

Las provisiones del acuerdo en las que trabajan los países deben servir para impulsar medidas que contribuyan a mitigar los efectos del cambio climático, aumentar el apoyo a los países en desarrollo y que ese apoyo sea transparente.

Las disposiciones que se pongan en práctica deben incluir acciones ambiciosas y transparentes para lograr el objetivo del Acuerdo de París de limitar el aumento de la temperatura mundial en este siglo muy por debajo de los 2°C, y proseguir esfuerzos para limitar ese aumento a 1.5°C.

De cara a la COP24 (que se celebrará en Katowice, Polonia, en el mes de diciembre), será fundamental lograr un avance equilibrado en las diferentes cuestiones. “Para que este régimen funcione, todos sus elementos deben funcionar de manera interconectada”, subrayó Espinosa.

Los representantes de los gobiernos Parte de la Convención han estado buscando la manera de reflejar sus contribuciones y responsabilidades en función de sus respectivas circunstancias nacionales.

Entre los puntos clave de la discusión está la transparencia y la manera y regularidad con la que los países comunican sus acciones.

Otro punto importante es cómo lograr total claridad en lo relativo al financiamiento climático a corto y largo plazo.

El desafío es que las directrices de implementación reflejen las diversas situaciones de los países, sus diferentes realidades nacionales así como sus niveles de desarrollo económico y social, y otras situaciones domésticas.

El tiempo apremia y es necesaria una solución política. Los líderes deben involucrarse y ayudar a resolver estos problemas con antelación a la COP24” asegura Espinosa.

 

Fuente: UNFCCC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »