Inundaciones e incendios en Argentina ¿cambio climatico?

 

Miles de evacuados en el norte del país a causa de las inundaciones y pérdidas millonarias por los incendios en el área pampeana a causa de los incendios.

Fuego y agua asedian por igual en distintas regiones de Argentina, causando inmensos daños materiales y evacuados.

Mientras los productores rurales se lamentan por las grandes pérdidas en sus campos a causa de los incendios en la zona central del país, las lluvias norteñas destruyen caminos, rutas y dejan ciudades aisladas. La situación es crítica en ambas regiones.

La provincia más afectada por las inundaciones es Salta, donde el río Pilcomayo tuvo una crecida histórica, alcanzando los 7,28 metros de profundidad, y dejó aislada la localidad de Santa Victoria Este. Además, muchas zonas se quedaron sin energía eléctrica. “Fue el mes de enero más lluvioso de los últimos siete años”, comentó el subsecretario de Emergencia salteño, Nicolás Kripper.

Según informó Cruz Roja Argentina en sus redes sociales, hay al menos 17.000 afectados y 2.500 evacuados por el temporal. Además, una mujer de 28 años murió el 31 de enero en la localidad de Salvador Mazza, cuando el agua arrastró una pared de su casa de adobe y la vivienda le cayó encima.

¿Cambio climático? ¿Desastre natural? Vale destacar que el distrito cuenta con una de las mayores tasas de deforestación.

En efecto, un artículo publicado en 2017 explica que la provincia desmonta 100.000 hectáreas por año. Asimismo, Global Forest Watch estima que entre 2001 y 2016 se barrieron 1.264.694 hectáreas de bosques, fundamentales para que el agua se escurra entre las napas y se apacigüe la acumulación. En otras palabras, la situación puede empeorar con el tiempo.

En los últimos días el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación instó a la provincia a frenar tareas de desmonte en campos (vinculados a familiares del Jefe de Gabinete nacional), y solicitó a las autoridades regionales que restauren 40.000 hectáreas de naturaleza destrozada.

Por otra parte, a los incendios que se registran en La Pampa, ahora se suman focos que se reportan en el sudoeste de la provincia de Buenos Aires.

Los productores y el gobierno de La Pampa están realmente preocupados por los voraces incendios
“Estamos coordinando acciones para lograr controlar el fuego, donde ya hablamos con las autoridades nacionales de Ferrocarriles para que instrumenten acciones para evitar pérdidas de gasoil de los trenes que generan chispas ya que enseguida prenden los pastizales que están muy secos”, expresó el Ministro de Agroindustria de la Provincia de Buenos aires, Leonardo Sarquís.

 

A las 700 mil hectáreas arrasadas por los incendios en la provincia de La Pampa, ya se le suman 20.000 hectáreas en el sudoeste de la colindante provincia de Buenos Aires, mientras la ola de calor sigue siendo intensa, sólo resta que dueños de campos y productores realicen el mantenimiento de las picadas, necesarios para que el fuego no se propague con tanta facilidad.

 

Fuentes: Infobae, Clarin, Tn8

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Google Translate »