Humedales para un futuro urbano sostenible

Los humedales, superficies que se inundan de forma estacional o permanente, tienen su día conmemorativo cada año.

El 2 de Febrero la comunidad internacional es convocada a celebrar el Día Mundial de los Humedales.

Los humedales urbanos se encuentran dentro y alrededor de las ciudades, incluyen ríos y llanuras inundables, lagos y pantanos, al igual que variantes costeras como marismas de agua salada, manglares y arrecifes de coral.

Para el 2050, más de la mitad de la población mundial vivirá en ciudades. La expansión de las ciudades y el aumento de la demanda de tierras traen consigo presiones para los humedales, que se degradan, se rellenan y se utilizan como terrenos para la construcción.

En cambio, los humedales urbanos que permanecen intactos o que se restauran, contribuyen a que las ciudades sean habitables. El papel que desempeñan los humedales urbanos es vital para el logro de las metas del ODS 11: ciudades seguras, resilientes y sostenibles.

Los planificadores urbanos y los responsables de la adopción de decisiones se enfrentan a un dilema práctico: ¿Cómo se puede satisfacer la demanda creciente de tierras en las ciudades y a la vez conservar el entorno natural?

El crecimiento acelerado de las ciudades es una oportunidad para integrar los humedales en la planificación urbana.

Los humedales contribuyen a reducir los riesgos, como en el caso de inundaciones, pues actúan como esponjas que absorben el agua: ríos, estanques, lagos y marismas absorben y almacenan lluvias abundantes.

En las ciudades costeras, las marismas de agua salada y los manglares constituyen un amortiguador contra las mareas de tempestad.

También suministran agua potable, pues los acuíferos subterráneos, el agua de lluvia y los ríos son la fuente de casi toda el agua potable disponible en las ciudades.

El suelo rico en limo y la vegetación abundante de los humedales funcionan como filtros naturales de agua, absorbiendo cantidades razonables de toxinas, pesticidas agrícolas y desechos industriales.

Además, los humedales mejoran la calidad del aire, producen aire húmedo debido a sus altos niveles de agua y su vegetación abundante, lo cual enfría de forma natural el aire de los alrededores.

Los humedales urbanos bien diseñados y conservados ofrecen a los habitantes de la ciudad espacios para la recreación y acceso a una diversidad de plantas y animales. Hay estudios que confirman que la interacción con la naturaleza reduce el estrés y mejora la salud de las personas.

Celebra este Día Mundial de los Humedales, aprovecha para visitar el más cercano y comparte una foto. Contribuye a que más personas sean conscientes de la importancia de estos espacios y sus funciones para la vida en la ciudad.

Comparte la edición Agreste kids de Febrero sobre Humedales, por niños para niños.

 

Fuente: Convención Ramsar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Google Translate »