Consejos para un 2018 más sostenible

Cada año nos acompañamos algunas metas personales en nuestro brindis de año nuevo ¿Se te ha ocurrido incluir la reducción de tu huella climática entre los propósitos para este año?

Aquí encontrarás 12 gestos para un 2018 más sostenible, con pequeñas pero poderosas sugerencias para seguir cada día, cada mes:

Consumo sostenible. Prioriza la adquisición de materiales naturales y reciclables. Compra a granel para reducir la generación de residuos. Evita el desperdicio de alimentos.

Compra Local. Al comprar productos locales no sólo beneficias a la economía de la zona, generando empleo en el territorio, sino que también reduces el consumo de energía y las emisiones derivados del transporte.

Eficiencia energética.  Estudia y compara las etiquetas de eficiencia energética de los electrodomésticos que estas por adquirir y considera mejorar la eficiencia de tu hogar.

Alimentación saludable. Los productos orgánicos y ecológicos son más saludables y más respetuosos con el medio ambiente. La oferta es cada vez más amplia, incluso en los supermercados y comercios especializados, y los precios también son cada vez más competitivos.

Intercambia o compra de segunda mano. Las ventas o intercambios de productos de segunda mano van recuperado la vieja costumbre de pasar la ropa o juguetes entre familiares, amigos o vecinos. Da una segunda vida a la ropa o a aparatos ya no usas.

Usa la cesta. Recuerda llevar la cesta, el carrito o una bolsa plegable de tela para ir a hacer las compras.

Transporte sostenible. Opta por medios de transporte más sostenibles, como el transporte público o la bicicleta.

Ahorra energía. Recuerda no dejar encendidas las luces de las habitaciones o zonas desocupadas, utilizar bombillas LED, saca los alimentos del congelador con antelación en lugar de descongelarlos en el horno o al microondas.

No malgastes el agua. Cierra el grifo mientras te enjabonas o te lavas los dientes.

Repara. Siempre que sea posible, aunque la obsolescencia programada no nos lo pone fácil, antes de desechar revisa si es conveniente intentar reparar.

Reutiliza. Seguro que muchos de los objetos que tiras a la basura pueden tener un segundo uso. Usa la imaginación.

Apoya el Reciclaje. Separa los residuos y tíralos en el contenedor adecuado. No sólo reduces la generación de residuos y la extracción de nuevas materias primas, sino que además contribuyes a la generación de una economía del reciclaje.

Con estos simples gestos, ya estás preparado para contribuir a un 2018 más sostenible.

 

Fuente: La Vanguardia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Google Translate »