Buenos Aires, ARGENTINA – Entre los días 10 al 12 de Marzo se realizó en Buenos Aires el Quinto Taller Nacional del Observatorio Nacional de Degradación de Tierras y Desertificación, en el que participaron representantes de los 17 sitios piloto que conformarán la red de sitios de evaluación y monitoreo de este flagelo en Argentina.

El Observatorio Nacional de la Degradación de Tierras y Desertificación tiene por objeto proveer información relativa al estado, tendencias y riesgo de la degradación de tierras y desertificación para elaborar propuestas e impulsar medidas de prevención, control y mitigación, que serán usadas para el asesoramiento de los tomadores de decisiones públicas y privadas de Argentina y la concientización e información a la sociedad en general.

La creación y puesta en marcha del Observatorio surgió a partir de la culminación del proyecto Evaluación de la Degradación de Tierras en Zonas Áridas (LADA, por sus siglas en inglés), que sentó las bases para un sistema nacional permanente de evaluación y monitoreo estandarizada de la desertificación, incluyendo los procesos sociales y económicos relacionados, y las practicas de mitigación, adaptación, prevención y rehabilitación recomendadas para cada situación. 

Los organismos participantes de dicho proyecto, entre los que se encuentran la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación (SAyDS); el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET); el Instituto Argentino de Investigaciones de las Zonas Áridas (IADIZA-CONICET); el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA); el Centro de Relevamiento y Evaluación de Recursos Agrícolas (CREAN), la Facultad de Ciencias Agropecuarias de la Universidad Nacional de Córdoba (FCA-UNC); y la Facultad de Agronomía de la Universidad de Buenos Aires (FAUBA), decidieron dar continuidad a aquel trabajo a través del Observatorio. 

A mediados de 2013 el Observatorio abrió la convocatoria para ampliar los 5 sitios piloto con los que contaba a partir de LADA a 17 sitios en diferentes ecosistemas del país.

En el marco del Cuarto Taller Nacional del Observatorio se presentaron los 12 nuevos sitios piloto seleccionados: Ecotono Fueguino, Río Grande (Tierra del Fuego), coordinado por la Universidad Nacional de Tierra del Fuego Antártida e Islas del Atlántico Sur (UNTDF) / CONICET-CADIC; San Julián, Magallanes (Santa Cruz) coordinado por la Universidad Nacional de la Patagonia Austral; Futaleufú, Esquel (Chubut), coordinado por la Estación Experimental Agropecuaria del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA EEA Esquel); Chacharramendi, Utracán (La Pampa), coordinado por el Instituto de Ciencias de la Tierra y Ambientales de La Pampa (INCITAP); Sierras de Telsen (Chubut), coordinado por CENPAT-CONICET; Pampa Arenosa, Bragado, O´Brien y Alberti (Buenos Aires), coordinado por la Universidad Nacional de Luján (UNLU); Comunidad de los Pueblos de la Costa, Castro Barros (La Rioja), coordinado por el Centro Regional de Investigaciones Científicas y Transferencia Tecnológica (CRILAR-CONCIET); Cuenca Arroyo Estacas, La Paz (Entre Ríos), coordinado por la Estación Experimental Agropecuaria del INTA Paraná (INTA-EEA-Paraná); Colonia La Suiza, Lobería y Balcarce (Buenos Aires), coordinado por INTA Balcarce; Santos Lugares, Alberdi (Santiago del Estero), coordinado por la Universidad Nacional de Santiago del Estero; y Paso Grande, San Martín (San Luis), coordinado por Fundación Agreste, siendo éste último el único sitio del Observatorio a cargo de una Organización de la Sociedad Civil como entidad privada y sin fines de lucro. 

En el marco del Quinto Taller, se trabajó en la definición de indicadores socio-económicos y bio-físicos de mínima que se observarán en cada uno de los 17 sitios piloto hasta el 2016. 

Este conjunto de indicadores, con sus especificaciones técnicas de relevamiento y análisis, no serán los únicos, sino que cada sitio ampliará el estudio según las características particulares de cada ecosistema y contexto socio-económico.

Para apoyar esta iniciativa, el Observatorio cuenta con Fundación Williams, organización que apoya a los 17 sitios en el relevamiento y análisis socio-económico a través de un acuerdo formalizado en el mes de noviembre. 

En este contexto cabe destacar el esfuerzo y compromiso de la Dirección de Conservación del Suelo y lucha contra la Desertificación, dependiente de la Subsecretaría de Planificación y Política Ambiental de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, que a través de la visita de técnicos especializados colabora con los sitios piloto buscando implementar las buenas prácticas de manejo de suelos en beneficio de las comunidades afectadas por la degradación de las tierras. 

 

Por Fundación Agreste
Publicado; 28 de marzo de 2014

Novedades,

Se han desactivado los comentarios a este artículo.